infiel

A LOS 46 AÑOS, SU ESPOSA LE CONFIESA QUE LE ES INFIEL DESDE HACE 10 AÑOS. LO QUE ÉL HACE ENTONCES TE PARTIRÁ EL CORAZÓN

Esta es la historia de un hombre cuyo nombre se omite. Durante 20 años nunca se planteó el rumbo que le daría a su vida. Con un empleo de banquero, tenía toda la estabilidad laboral que necesitaba. Esto, unido en matrimonio con la mujer a la que conoció en el instituto, le reportaba  provecho que él consideraba  que era normal en la vida de un hombre. Un día, a los 46 años, pudo descubrir que su mujer llevaba 10 años siéndole infiel. Esta situación hizo replantearse todo de nuevo. Las palabras que escribe en una carta que dirige al mundo son, sorprendentes:

“quiero recuperar mi vida. Tengo 46 años, banquero y he vivido toda mi vida al contrario de como quería vivirla. He pasado mis últimos 26 años en la oficina de 9 a 6 durante los seis días de la semana. Siempre escogí el camino seguro, no tomé nunca riesgo y cambié mi forma de ser.
Hoy descubro que mi esposa me ha engañado durante una década. Mi hijo no siente amor por mí. Me di cuenta  que me perdí el funeral de mi papá por NADA. eche mis sueños en la basura. Si pudiera verme a mi “yo” adolescente me daría un puñetazo en el rostro para que no abandonara sus ideas.

Vamos a comenzar a describirme cuando tenía 20 años. Parece que fue ayer cuando yo estaba seguro que cambiaría el mundo. La gente aun me quería y yo era feliz con todo lo que rodeaba. Era innovador, muy creativo, y espontáneo, y no me daba temor tomar una decisión arriesgada. Tenía dos sueños.

El primero que tenia era escribir una gran novela, el segundo era viajar por todo el mundo ayudando a quien lo necesite. Estuve de novio con mi mujer durante cuatro lindos años. Era un amor de juventud. A ella le gustaba mi espontaneidad, energía y mi gran habilidad para hacer sonreir a la gente. yo sabía que mi libro cambiaría el mundo. Llevaba unas 70 pág. cuando tenía 20 años.

Aun llevo esas mismas 70 pág. a mis 46 años. A los 20 viajé con solo una mochila detrás por Filipinas y Nueva Zelanda. Planeaba recorrer toda Europa, Asia y ya por último, América. Hoy en día solo he estado en Filipinas y Nueva Zelanda . Ahora vamos donde todo se quebró. Mis grandes arrepentimientos.

Solo tenia 20 años, era muy joven  pensé que necesitaría estabilidad, graduarme y conseguir un buen trabajo que definiría mi vida. Un trabajo donde estaría todos los días de 9 a 6 en una oficina. ¿En qué pensaba? ¿Cómo podía vivir si la vida misma era mi trabajo?

Después de regresar a casa, yo cenaba, arreglaba el trabajo para el siguiente día , y me dormía a las 10 para poder estar despierto a las 6. ¡Dios! No me acuerdo la última vez que hice el amor con mi mujer. Ayer, mi esposa admitió que me engañó durante los últimos 10 años. Si 10 años… Es mucho tiempo, no lo entiendo, ¿cómo pudo soportarlo? ¿no se sentía muy mal? Dijo que lo había hecho porque he cambiado, que ya yo era la persona de la cual se había enamorado. ¿Qué he estuve haciendo durante esa década? Además de ir a trabajar, no puedo decir aun más.

¿Que persona soy? ¿Qué me ha estado pasando? No sabía si pedirle el divorcio, gritar o llorar. No sentía absolutamente NADA. Ahora que escribi esto puedo palpar algunas lágrimas corriendo por mi mejilla. Pero no porque mi esposa me haya sido infiel, sino porque me di cuenta de que me estado muriendo por dentro. ¿Qué ha sido de ese joven atrevido y chistoso que cambiaría el mundo? Recuerdo  una vez que la joven más popular del instituto me invito a una cita y la rechacé por actual mi esposa. Dios mío…

Era la mas popular entre las mujeres del instituto, incluso toda la universidad, pero fui fiel, nunca experimenté con las demás y estudié día a día. ¿Recuerdas lo que dicho de los viajes y la novela? Todo eso en los primeros años en universidad. Trabajaba en tiempo parcial y gastaba todo el sueldo.

Ahora ahorro hasta el último centavo. No recuerdo cuando yo  gaste en algo divertido. No sé siquiera lo que quiero ahora. Mi padre murió hace mas de diez años. Recuerdo que recibí la llamada de mi madre diciéndome que se enfermaba cada día más. Yo estaba muy ocupado por obtener un ascenso. siempre pospuse mi visita pensando que mi papa aguantaría, hasta que murió y yo obtuve mi anhelado ascenso.

No lo veia desde hace 15 años. Cuando falleció me dije dentro de mi que no importaba no haberlo visto. ¿EN QUÉ ESTABA YO PENSABA? Hoy me Hoy me lamento no haber hecho tantas cosas… no haber dedicado mi energía a mis pasiones. También lamento que mi empleo se apoderara de mí. y de haberme convertido en un marido horrible, tan solo una máquina de hacer dinero.

Lamento no haber podido terminar mi novela, no haber viajado por todo el mundo. no haber sido cariñoso con mi hijo y ser una maldita catera sin emociones. Si estás tu leyendo esto y tienes una vida por delante, por favor, nunca aplaces nada, no dejes tus sueños de lado;concéntrate en tus pasiones y gasta tu energía todas ellas. Por favor, haz todo lo que te propongas en la vida mientras eres joven. NO te olvides de tus grandes amigos tampoco de tu familia. NO malgastes tu vida como  yo.  y sobre todo NO seas como yo.”

¿No es un mensaje hermoso el que nos envía este hombre ? El ritmo acelerado de cada día y las preocupaciones por estar estables a veces no nos dejan observar más allá y darnos cuenta de lo que es realmente es importante. Comparte esta hermosa carta con tus amistades; lo importante a veces es a lo que no le prestamos atención.

 

VER TAMBIEN:  ENGORDÓ POR UNA TERRIBLE ENFERMEDAD Y SU NOVIO NUNCA LA DEJÓ. NO PARABA DE ENGORDAR POR UNA TERRIBLE ENFERMEDAD SU NOVIO NUNCA EL DEJO. ELLA LE DEJÓ UNA INCREÍBLE SORPRESA AL MORIR

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *